Creatividad a través de la tecnología

Ser original en el nuevo milenio

posted by Michael in August

Los seres humanos siempre han anhelado ser originales. El ascenso de nuestra propia civilización es el resultado de una red de intercambio de ideas innovadoras. Siempre estamos buscando realizar nuevos proyectos, inventar nuevos procesos y técnicas y, en general, innovar nuestro medio ambiente. Como Herman Melville dijo una vez "es mejor fallar en originalidad que tener éxito en la imitación". Desde la revolución industrial, nos hemos enfrentado a un desarrollo radical en las tecnologías que se ha traducido en una disponibilidad casi ilimitada de herramientas para expresarse y comunicarse. Primero llegó la radio, luego la televisión y después el internet, las posibilidades de combinar el pensamiento creativo con herramientas tecnológicas son abundantes. Compartir caricaturas o dibujos divertidos con tus amigos es sin duda una rareza hoy en día, ya que cualquiera puede usar Photoshop o herramientas similares para crear una imagen divertida en cuestión de segundos. De hecho, así es como nacieron los famosos memes. En el pasado, los amantes inspirados solían escribir canciones para sus musas, ahora comparten un vídeo de YouTube de una canción de amor a través de una aplicación de mensajería. Los románticos pueden quejarse de que hemos perdido el contacto con nuestro lado creativo y artístico, pero de hecho, las tecnologías nos proporcionan numerosos formas adicionales para expresar nuestra creatividad.


 


De Leonardo da Vinci a Mark Zuckerberg


Hace 500 años un famoso pintor italiano nos entregó una obra maestra al óleo llamada la Mona Lisa. Poco hace más de una década ha sido el turno de un joven estudiante de Harvard con su plataforma de Facebook. No importa en qué periodo de tiempo, los seres humanos siempre han sido inmensamente creativos. La ventaja de las últimas generaciones, es que una cantidad cada vez mayor de tecnologías modernas es responsable de muchas más posibilidades a través de las cuales se pueden expresar estas ideas. En el nuevo milenio, la creatividad y la tecnología van de la mano. Las presentaciones en una convención compartidos en vivo en todo el planeta, los acontecimientos recientes compartidos en forma de memes divertidos en cuestión de segundos, la revolución de las selfies y los drones, 9gag, Photoshop, la lista de ejemplos es interminable. Las tecnologías no han generado una creatividad perezosa, como le gustaría a muchos románticos que pensases. Por el contrario, han abierto un sinnúmero de puertas para que podamos expresar nuestras ideas originales.


 


Algunos consejos de parte nuestra


Con tantas posibilidades para expresar tus ideas, ¿cómo puedes elegir las herramientas adecuadas? Hay una herramienta adecuada para cada ocasión y depende de la forma en que quieras comunicar tus pensamientos. Un buen ejemplo de la infinidad de opciones que se puede acceder con las herramientas tecnológicas es Beamium. Beamium parece bastante básico y sencillo a primera vista, sin embargo, las maneras en que puedes expresar tu creatividad con esta herramienta son incontables. Beamium se puede utilizar para compartir invitaciones a bodas o fiestas de cumpleaños de una manera innovadora. También puedes enviar cartas creativas a tus seres queridos y amigos en todo el mundo con un simple enlace. Sorprende a compañeros de estudios en una presentación en clase con esta solución innovadora al tiempo que presenta en sus dispositivos de manera sincronizada o impresiona a tu reclutador discutiendo tu CV con él con esta novedosa herramienta. Por otra parte, se puede utilizar para siempre tener acceso a tus documentos durante tus viaje, tales como libros electrónicos, o simplemente para guardar archivos como partituras musicales en la nube y luego incluir el enlace en tus vídeos o blogs.


Beamium es sólo un ejemplo, por supuesto. Hay millones de diversas herramientas por ahí que pueden dar forma a tus ideas de la manera más original. La clave está en integrar las tecnologías en el proceso creativo. Los resultados entonces hablarán por sí mismos. Así que la próxima vez que tengas una idea brillante y no sepas como expresarla recuerda, estamos en el siglo 21, la época en la que ningún pensamiento se desperdicia.



 


Fuente de la imagen: ©iStockphoto.com/Rawpixel



autor: Michael Michael