7 cosas que se deben evitar en una presentación

Aprende más sobre las cosas qué hacer y qué no hacer en una presentación

posted by Caro in March

Las presentaciones forman parte del repertorio estándar en muchas carreras profesionales, ya se trate de presentar a colegas, clientes o al público en general. Sin embargo, incluso los oradores experimentados tienden a repetir los mismos errores y caer en las mismas trampas cuando presentan. Carisma, una postura que demuestre confianza en sí mismo y una entrega impecable, son condiciones idóneas para asegurar una presentación exitosa. No obstante, si la presentación, originalmente diseñada para mejorar el discurso a través de impacto visual, no es óptima, la atención del público se perderá rápidamente. Una presentación de PowerPoint debe apoyar visualmente el discurso o la lección, y dividirlo en secciones con sentido, para que el público pueda entender sin complicaciones su contenido. Desafortunadamente, el caso contrario es a menudo el que se dá. Por ende, debes evitar los siguientes errores a toda costa:


1. Presentar palabra por palabra


¿Cómo puedo hacer que mi público sea canse lo máximo posible? Precisamente leyendo una presentación de la pantalla, palabra por palabra, simplemente agotador. Nadie, pero absolutamente nadie, tiene algún deseo de escuchar una conferencia que se puede leer al mismo tiempo. No es sólo una pérdida de tiempo: es realmente grosero con la audiencia, que ha asistido con la esperanza de vivir una presentación interesante y bien preparada. Mediante la creación de presentaciones que contienen oraciones completas, en lugar de viñetas, la letra tiende a ser cada vez más pequeña, porque tanto espacio es ocupado por toda esa cantidad de texto. El resultado es que el público no sólo se ve obligado a escuchar una presentación monótona y sin emoción, también se sienten frustrados por la presentación ilegible en el fondo.


 


2. Elegir la tipografía incorrecta


La importancia de elegir el tipo de letra adecuado para una presentación es a menudo subestimada. Esto conduce a crímenes como el uso de Comic Sans en un inútil intento de añadir un poco de humor artístico a la presentación. ¡¿O tal vez alguna fuente alocada será algo para las damas?! Un consejo: guarda tu tipografía "única" para tu próxima tarjeta de cumpleaños y utiliza un tipo de letra profesional y neutral para tus diapositivas. Además, es importante asegurarse de que la fuente se pueda leer claramente desde lejos: las letras no deben estar demasiado ajustadas una al lado de otra y el tipo de letra no debe ser demasiado delgado o demasiado robusto.


 


3. Sobrecargar diapositivas


Todos los presentadores tienen incontables ideas en sus cabezas que están desesperados por compartir con el público. Entonces, ¿esto significa que más es mejor? No con respecto al diseño de las presentaciones de PowerPoint. Si tu objetivo es ganarte a tu audiencia mediante la adición de tantos botones, cuadros de texto, videos e imágenes como sea posible, lo único que conseguirás será una audiencia que esté dirigiendo su atención hacia otra parte. Además, si las diapositivas no solo están sobrecargadas con información, sino que también son parte de una serie interminable, prácticamente puedes darte por vencido. En lo que se refiere a las presentaciones de PowerPoint, está muy claro que menos, es más. Concéntrate en los hechos más importantes y disemina tu mensaje claramente y en el orden adecuado.


 


4. El uso de estadísticas complicadas


Estadísticas con fines explicativos y gráficos multicolores pueden destacar un tema en particular y transmitir un sentido de la competencia, por supuesto, pero en cuanto más detalladas sean estas estadísticas, menos contribuirán a tu presentación. Al público le resulta difícil absorber detallados hechos y figuras, particularmente cuando están sentados lejos de la pantalla. Si un gráfico complicado es un factor determinante para asegurar que el contenido se entienda, se debe desglosar en partes con sentido y mostrarse en primer plano. De lo contrario, casi ningún miembro de la audiencia podrá digerirlo de manera que valga la pena haberlo presentado.


 


5. Presumir con efectos especiales


PowerPoint se puede utilizar para lograr muchos emocionantes efectos: las imágenes pueden volar hacia la página, se pueden mostrar gráficos en que rotan y se pueden reproducir jingles divertidos. Sin embargo, casi nadie será capaz de recordar la presentación si estas animaciones hicieron una diferencia real en el contenido. Demasiados efectos especiales pueden ganarte algunas risas, e incluso pueden ayudar a que la presentación permanezca en la memoria de la audiencia, mas esto probablemente no será debido al impresionante contenido que presentaste. Los efectos especiales son ideales para presentaciones de diapositivas en bodas y fiestas de cumpleaños, pero no para una conferencia que pretende ser tomada en serio.



 


6. El uso de imágenes de baja calidad


Un consejo común que se ofrece a los presentadores es hacer que el contenido sea variado y entretenido, y con frecuencia esto implica el uso de imágenes. Los estímulos visuales pueden ser la mejor manera de mantener la atención de la audiencia, pero también corren el riesgo de convertir la presentación en un chiste. Fotos caseras de las vacaciones o escaneadas de los años 90, o rudimentarios símbolos y figuras de Word y otros programas no tienen nada que buscar en una presentación. Opta en cambio por menos imágenes, pero de mayor calidad. Sugerencia: como los derechos de autor también se aplican a las imágenes utilizadas en presentaciones públicas, no utilices simplemente imágenes de Google Image Search, sino que emplea imágenes sin licencia de las tantas páginas y agencias que las hacen disponibles al público sin costo alguno.


 


7. No compartir la presentación después del evento


Incluso si dejas una impresión positiva a través de un buen discurso, con contenido interesante y eficaz uso de PowerPoint, todavía existe un error final que puede ser evitado. En este momento de sobrecarga de estímulos e información, las presentaciones se olvidan rápidamente y el contenido se pierde en el olvido. Incluso cuando el público ha hecho notas a lo largo de la presentación, muy pocas personas repasan lo que han escrito. Beamium puede ayudarte en este caso aquí: no sólo durante la presentación, cuando el público puede seguir la presentación en vivo usando su propio smartphone, tablet o portátil, sino que también después, cuando la presentación es descargada y puede ser revisada en cualquier momento desde el mismo dispositivo. Los diferentes temas y conceptos clave pueden recordarse sin problemas en cualquier momento a través de la presentación. Como las montañas de notas y archivos se acumulan en tu buzón de correo, esto suele suceder si te envían la presentación por este medio. Sin embargo, Beamium es una solución práctica que, debido a que te proporciona un acceso directo a la presentación, te permite como presentador permanecer en la mente de tu audiencia por un largo periodo de tiempo.


Si sigues estos siete consejos, definitivamente evitarás los errores más comunes que muchos presentadores han hecho en sus carreras. Por supuesto, qué hacer y qué no hacer en una presentación siempre depende de la situación específica, así como del público en específico. Estadísticas complicadas, por ejemplo, deben evitarse si se presenta a principiantes en el área de especialización, pero para los expertos estas podrían ser muy interesantes. Por lo tanto, depende de ti juzgar si deseas seguir todos estos consejos o si hay dos o tres puntos que tal vez tengan que adaptarse a tu situación en especial.


Fuente de imagen: ©iStockphoto.com/NorthernStock



autor: Caro Caro