5 Consejos para presentaciones en teleconferencias

Mantén a tu audiencia enfocada en todo momento

posted by Michael in September

Las teleconferencias son una solución práctica que ha surgido en los últimos años para sustituir las reuniones de negocios físicas o las presentaciones para grupos pequeños en general. Ahora es común hasta para las pequeñas empresas tener empleados en varias ciudades, países e incluso continentes. Gracias a las teleconferencias, estas reuniones pueden tener lugar sin más inconvenientes que las diferencias de las zonas de horario. Sin embargo, muchos expertos empresariales todavía dudan de su eficacia, ya que lógicamente, una discusión a distancia es mucho más difícil de llevar a cabo que una reunión cara a cara. ¿Qué puede salir mal? Sólo tantas cosas.


Naturalmente, es difícil medir el éxito de una presentación a través de una teleconferencia, pero sería justo señalar que una reunión ha tenido éxito si las medidas y planes discutidos durante la presentación se implementan adecuadamente para alcanzar las metas y objetivos deseados. Sin embargo, muchos factores pueden hacer que una teleconferencia pierda sus objetivos y muchos de estos tienen que ver con detalles simples. Está de sobra decir que para que una teleconferencia tenga éxito se requieren los instrumentos técnicos adecuados en lo que respecta a la conectividad de audio y esto suele ser la principal preocupación, pero eso es sólo la punta del iceberg. No importa cuán buena sea la conexión de audio, ninguna presentación será exitosa si los participantes no son capaces de seguir claramente lo que se está presentando. Piensa en los nuevos empleados de oficina que participan en una primera reunión. Recibieron las diapositivas de la presentación de antemano, pero durante la presentación constantemente se encuentran perdidos en diapositivas anteriores y pierden el hilo de la presentación por completo. Por no interrumpir, no hacen preguntas y terminan perdiendo la concentración. O lo que es peor, interrumpen constantemente para que todo el mundo se pierda. Sin embargo, hay varias maneras de evitar esto.



1. Hacer la presentación fácil de seguir, pero emocionante


Concentrarse en una presentación por teléfono es mucho más difícil que en persona. Por lo tanto, usted debes apegarte a una historia clara y estructurada, llegar a puntos y argumentos claros y evitar descarrilarte hacia temas secundarios irrelevantes. Por supuesto esto no significa que tu presentación tiene que ser aburrida, ya que eso te costaría la atención de tu audiencia. Las montañas rusas siempre se mantienen encarriladas mientras le dan una experiencia excitante a sus visitantes. Incluir algunos hechos interesantes y anécdotas que se adhieren a la historia siempre ayuda.


 

2. Trata de minimizar las interrupciones


Las preguntas y los comentarios siempre son valiosos, pero cuanto más se obtiene de estas durante la presentación, más difícil será su mensaje. Haz claro a su audiencia que las preguntas y comentarios son bienvenidos al final. Si presentas tu información claramente, no habrá necesidad de preguntas irrelevantes durante la presentación.



3. No extiendas demasiado tu presentació


Presentaciones demasiado largas también harán que el público pierda el foco, especialmente en una teleconferencia. Apégate a los hechos vitales que quieres discutir con tu audiencia con el fin de aumentar la productividad de la conferencia para todos.


 

4. Piensa en tu audiencia

 

Ser comprensivo con tu público y ponerse en sus zapatos. Podrías estar presentando a las 09:00 am después de una buena taza de café, pero tu audiencia puede estar escuchándote desde el otro lado del mundo después de una ardua jornada laboral.  Tener esa información presente te ayudará a prepararte mejor para saber llegar de una forma más efectiva a tus oyentes.



5. Utilice los medios visuales adecuados


Es común compartir diapositivas e informes de antemano, pero los informes demasiado voluminosos pueden hacer que los usuarios se pierdan entre los materiales. Por otra parte, proporcionar demasiada información antes de la presentación podría provocar que los participantes se distraigan de otras tareas importantes para leer una presentación que de todas maneras se llevará a cabo en el futuro. Por lo general, es mejor proporcionar a los espectadores con los materiales después de la presentación, para que puedan digerir la información mejor, más tarde con calma, y así puedan cumplir adecuadamente con sus tareas discutidas durante conferencia. Es común aprovechar las diversas tecnologías disponibles hoy en día para lograr esto. Un buen ejemplo es Beamium, una plataforma en línea que te permite compartir tus diapositivas en vivo en cuestión de segundos y mantiene a todos los espectadores sincronizados en tu misma diapositiva, permitiéndoles descargar la presentación después y evitar interrupciones con respecto al número de diapositivas.



Las teleconferencias te permitirán ahorrar una gran cantidad de recursos valiosos y especialmente tiempo con el fin de mejorar la productividad y la eficacia de tus operaciones. Simplemente ten en cuenta cuál es el objetivo de la presentación y elige los mejores medios para implementarla con éxito. Lo resultados hablarán por si solos.

 

Fuente de la imagen: ©unsplash.com/@euwars



autor: Michael Michael